17.4.11

«Aquellas coplas antiguas, que fueron en su tiempo celebradas.»

Aquellas coplas antiguas, que fueron en su tiempo celebradas, que comienzan:

Puesto ya el pie en el estribo,

quisiera yo no vinieran tan a pelo en esta mi epístola, porque casi con las mismas palabras la puedo comenzar, diciendo:

Puesto ya el pie en el estribo,
Con las ansias de la muerte,
Gran señor, ésta te escribo.

(Miguel de Cervantes: Los trabajos de Persiles y Sigismunda. Edición de Juan Bautista Avalle-Arce. Madrid: Castalia, 1969, pp. 44-45. Las coplas decían, según el editor indica en nota ad locum:

Puesto ya el pie en el estribo,
con las ansias de la muerte,
señora, aquesta te escribo,
pues partir no puedo vivo,
cuanto más volver a verte.

Conozco dos glosas: la de Juan de Almeyda [Fray Luis de León y la escuela salmantina. Edición de Cristóbal Cuevas. Madrid: Taurus, 1982, pp. 176-177]; y la de Lope de Vega [El caballero de Olmedo. Edición de Francisco Rico. Madrid: Cátedra, 1999, pp. 190-192]. En otro lugar [La novela pastoril española. Madrid: Istmo, 1974, p. 191], Avalle-Arce alude a la de Jerónimo de Covarrubias Herrera.)